¿Quiénes somos?

Colegio La Enseñanza



A mediados del siglo XVIII, la educación se impartia exclusivamente a una selecta minoría masculina, mientras que la formación femenina estaba orientada a las labores propias del hogar y a los oficios manuales. No existían escuelas para las niñas y algunas jóvenes pertenecientes a la aristocracia, por iniciativa propia, sabían leer y escribir.

Hacia 1751 una mujer de excepcionales virtudes y profundo sentido de servicio social, transformaría el rígido panorama: María Gertrudis Clemencia de Caycedo y Vélez, experimentó la invitación de Dios para ayudar a la mujer de Santafé de Bogotá. Apoyada por su esposo, pensó en la fundación de un colegio para niñas. Para lograrlo, solicitó la asesoría de la Orden de la Compañía de María Nuestra Señora, conocida por su esposo en España. Durante 10 años preparó un grupo de diez jóvenes, entre ellas una sobrina, para poner en marcha su propuesta.

Doña Clemencia muere en el año 1779 sin ver culminado su proyecto. Finalmente, con cédula real del monarca Carlos III se aprobó la fundación del Monasterio Colegio La Enseñanza, el 23 de abril de 1783. Se abrió, en la Calle de La Enseñanza, el primer convento - Colegio dedicado a la educación de la mujer. En él se educaron las madres, esposas e hijas de los próceres de la independencia.

En el siglo XIX, la comunidad pasó por momentos dificiles debido a la exclaustración dirigida por el gobierno. El Colegio se reestableció en la segunda sede llamada San Agustin. Años después, la madre Ana María Uribe negoció la permuta de la propiedad de la carrera 7ª con calle 7ª. La tercera sede del Colegio se construyó en la carrera 9ª con calle 72, produciéndose el traslado el 26 de enero de 1940, se inició un periodo de grandes realizaciones en el orden académico, y al compás de los cambios sociales que empezaron a gestarse hacia el interior de la sociedad colombiana. El 12 de octubre del mismo año, el presidente Eduardo Santos concedió la Cruz de Boyacá a la institución, recibiéndola la Madre Ana María Uribe, quien la ofreció a la Virgen del Pilar. El Colegio La Enseñanza continuó, desde entonces, un proceso en el que se mantiene gracias a sus profundas convicciones, plegándose a la modernización educativa y a las nuevas tendencias pedagógicas.

En las décadas que comprenden de 1960 a 1990 se expandió y nutrió de manera importante la acción educativa y evangelizadora de la Compañía de María, con la fundación de otros centros educativos en Bogotá y en otras importantes ciudades del país.
El 8 de abril de 1983, en el gobierno del presidente Belisario Betancur, el Colegio es nuevamente honrado con la Cruz de Boyacá, merecimiento recibido por la madre Beatriz Jáuregui Olazábal, en ese momento Superiora Provincial.
El inusitado desarrollo empresarial de la zona de influencia de la Avenida Chile, hace que se piense en una nueva locación para el Colegio y se busque un ambiente propicio para el desarrollo de la labor emprendida hacía ya tantos años. Se inicia entonces la construcción de la actual sede en la calle 201 con carrera 67 - 12, inaugurada en 1996 con criterios de modernismo arquitectónico, colocándose a la vanguardia de las tendencias pedagógicas y tecnológicas del país.
La institución implementa actualmente la educación mixta, obedeciendo a las necesidades de las familias que requieren de una educación de calidad fundamentada en los valores cristianos - católicos.

Compañía de María

Colegio La Enseñanza




La Compañía de María fue fundada por Santa Juana de Lestonnac en Burdeos - Francia en el año de 1607, con el fin de educar y evangelizar a la Mujer. Entre sus objetivos estaba la revitalización de la devoción a la Virgen María (dado el contexto de la contrarreforma), la renovación de la vida religiosa femenina (que hasta la fecha se dedicada solamente a la oración) y a trabajos manuales, como medio de sostenimiento.

Juana de Lestonnac nació en Burdeos en el año de 1556 en el seno de una familia ilustrada, afectada por la división religiosa: la madre era calvinista y el padre católico. Pertenecía a la familia del filósofo y humanista francés Miguel de Montaigne. Juana desde su juventud sintió la inclinación por la vida consagrada, pero no pudo realizar su vocación debido a la compleja situación por la que pasaba la Iglesia en dicho momento histórico, que se caracterizaba por la conformación de comunidades o muy relajadas, o demasiado exigentes. Se casó, tuvo 7 hijos y siendo viuda, volvió a pensar en su posible consagración.

Después de intentar ser religiosa del Císter y no lograrlo porque su salud no soportó la radicalidad y exigencia de las normas, experimentó la llamada de Dios para entregar su vida y bienes a la fundación de una nueva orden religiosa dedicada a la educación de la mujer, convencida de que: “Quien educa una mujer, educa una familia”. Los padres de la Compañía de Jesús, la apoyan y aconsejan. El 7 de Abril de 1607 el Papa Pablo V aprueba la Orden de la Compañia de María Nuestra Señora. El 21 de Noviembre de 1610, Juana de Lestonnac, en la fiesta de la Presentación de la Niña María, ofrece a Dios los primeros frutos de su labor apostólica; propone que este gesto se mantenga en todas las casas de la comunidad.

A la muerte de la fundadora (el 2 de Febrero de 1640) quedan abiertas treinta casas en Francia, con muchas vocaciones dispuestas a educar a la niñez y a la juventud, para preservarlas de “caer en los infiernos de su época”.

Muy pronto, la comunidad se extiende a España, y en el Siglo XVIII llega a América, México, Argentina y la Nueva Granada.

Algunas frases que reflejan el pensamiento de la fundadora y su trascendencia humanista son:

  • “Hay una juventud que se pierde por falta de ayuda… y es necesario tenderles la mano”.

  • “Busquen la unión para que puedan mejor y más eficazmente ocuparse en el servicio de Dios”.

  • “No tenéis nada que temer si vuestros intereses son los de Nuestra Señora”.

  • “Hay que servir de una manera siempre nueva”.

Misión

Colegio La Enseñanza



La misión del Colegio La Enseñanza es ofrecer una educación humanista cristiana que, desde el diálogo fe – justicia, fe – cultura, fe – ciencia y tecnología, incida en la formación integral de mujeres y hombres, para que desde su alto desempeño académico, su liderazgo y solidaridad se comprometan con la transformación de la sociedad y el cuidado del medio ambiente.

Visión

Colegio La Enseñanza


El Colegio La Enseñanza en el año 2021 se caracterizará por:

  • Ser un Colegio Bilingüe.

  • Mantener los excelentes resultados en las pruebas realizadas por el Estado y otras entidades.

  • Ser líderes en la elaboración, gestión y ejecución de proyectos pedagógicos emprendedores e innovadores.

  • Utilización de la TIC's (Tecnologías de la Información y la Comunicación ) y TAC's ( Tecnologías del aprendizaje y el conocimiento ) en los procesos pedagógicos.

  • Por ser una comunidad educativa que vela por el cuidado de sí mismo, de los otros, de la vida no humana, del medio ambiente y de los recursos materiales.

  • Mantener un equipo de trabajo con sentido de pertenencia, identificado con el proyecto Interdiciplinario de la Compañía de María y amor por su vocación de educador.

  • Ser una entidad autosostenible.

Valores

Colegio La Enseñanza


El Colegio La Enseñanza fomenta de manera especial los siguientes valores:

  • Fe, esperanza y amor como pilares del proyecto de vida cristiana.

  • Respeto, diálogo, tolerancia y concertación, como base de relaciones interpersonales armónicas.

  • Honestidad, responsabilidad y autonomía en el ser, el saber y el actuar.

  • Alegría y sencillez como camino para alcanzar la felicidad.

  • Sinceridad consigo mismo y con los demás, para cimentar la conciencia ética y moral y la creación de un ambiente de confianza.

  • Justicia y solidaridad con todos, especialmente con los más necesitados.

Perfil del Alumno

Colegio La Enseñanza



  • Adquirir los conocimientos que permiten un alto desempeño académico, para asumir los retos planteados en el entorno social globalizado.

  • Tener las habilidades, destrezas y competencias suficientes para ser competitivos, proactivos y emprendedores, como agentes transformadores en el desarrollo vocacional y profesional.

  • Aprovechar sus capacidades y posibilidades para servir con eficiencia en el ámbito familiar y social.

  • Conocer y experimentar a Jesucristo en la vivencia de los valores del evangelio, en el marco de la Iglesia Católica y de la espiritualidad de la Compañía de María, con fuerte implicación en su proyecto de vida.

  • Reconocer en María Nuestra Señora el modelo de seguimiento del Señor, asumiendo su Palabra, la disponibilidad a la voluntad de Dios y al servicio.

  • Vivenciar en sus relaciones los valores de respeto, sencillez, diálogo, honestidad, responsabilidad y autonomía.

  • Comprometerse con el cuidado y la defensa de la vida y del medio ambiente.

  • Optar por vivir la justicia y la solidaridad con todos, especialmente con los marginados y excluidos.

  • Ser líderes que conocen la realidad y la transforman, a luz de la vida y la obra de Santa Juana de Lestonnac.

Símbolos

Colegio La Enseñanza

Escudo
  • El fondo azul simboliza: perseverancia, nobleza, lealtad, celo y justicia.
  • El anagrama de María en el centro: resalta el papel que María tiene en la Compañía.
  • En la parte superior:la cruz gloriosa aparece como símbolo de superación y resurrección.
  • En la parte inferior:una rosa como signo de amor.
  • La guirnalda de azucenas blancas con sus tallos verdes, significan vida íntegra y esperanza.
  • Finalmente, todo el escudo esta coronado por doce estrellas símbolo apocalíptico de la Virgen María.
Himno de la Orden de la
Compañía de María Nuestra Señora


Con la frente elevada hacia el cielo,
con el alma arraigada en su Dios,
marcha siempre irradiando en su vuelo
luz y amor juventud de la O.N.S.

La bandera de nívea blancura
nos infunde pureza al luchar
su color azul cielo a la altura
la mirada nos hace elevar.

Entre estrellas y azucenas
de María el anagrama,
flota al viento, su bandera
simboliza nuestras almas.

Y completa bella rosa
el magnífico ideal
que nos señaló animosa
nuestra Madre Lestonnac (bis)

Juventud de la O.N.S. no la empañes
y si el mundo la quiere manchar
nuestra sangre de apóstol la bañe
pero el cieno cobarde, jamás, jamás!